MENU

ENGLISH


















Montaña Mágica”  - Versión final

NACE UNA ESCULTURA

El Proceso creador resulta siempre para un observador atento el espectáculo fascinante y estimulante por excelencia. Por esta razón  SCULPTURE INTERNATIONAL brindará a partir de hoy a sus lectores “La Historia de la Gestación de una obra Escultórica del Artista…”

A la historia gráfica de hoy seguirán otras en los próximos números.
Si preguntamos a un escultor sobre la motivación de su quehacer estético, difícilmente recibiríamos una respuesta clara, explicativa y exhaustiva de estas motivaciones. Evidentemente, desde la idea “El arte como reflejo de armonías cósmicas” sustentada por algunos poetas, hasta la teoría de Freud “El arte como sublimación de instintos reprimidos”, los pensamientos más variados y contradictorios fueron formulados al respecto, sin poder dar una definición satisfactoria del problema.

Aunque nos resulte difícil ver con claridad aquellas motivaciones últimas, la observación del proceso creador resultará sumamente ilustrativa y elocuente de la dinámica e inquietud que embargan al artista durante su trabajo. En esta serie de fotografías que publicamos aquí registramos las fases de elaboración de una sola obra. Seguiremos el camino recorrido por el artista hasta llegar a la versión final de la obra. Lo acompañamos  en el instante de tener la primera idea vaga y amorfa de la futura escultura. Y a través de las distintas modificaciones de esta primera idea, veremos la tendencia dominante y cómo ésta empieza a cristalizarse.

Etapa 1
Etapa 2

Cada cambio de elementos en la composición nos revelará algo de las luchas que tienen lugar en la cabeza y en el corazón del escultor; los esfuerzos para adaptar los elementos plásticos al orden anhelado por el artista serán seguidos y así percibiremos más nítidamente lo esencial y lo invariable, el leitmotiv del artista. Las líneas, las luces, los volúmenes y los espacios nos darán en sus distintas posiciones y comparando los contrastes entre las versiones, pautas referentes a las fuerzas psíquicas que inquietan al autor.

Este espectáculo de la creación misma resultará sumamente estimulante para nuestros propios esfuerzos creadores y seguramente despertará y liberará por contagio en todos nosotros fuerzas latentes adormecidas.

Etapa 3
Etapa 4

Participamos de las dudas del artista al ver las diferencias entre dos contiguas versiones, y a cada paso dado por el escultor en la nueva etapa, nos embargará la misma alegría que el artista siente durante su trabajo. Así observada por nosotros la labor del escultor, la estructura esencial se manifiesta por su persistencia en sus distintas etapas, la capacidad de realización estética de estos impulsos vitales se hace visible en este camino de la perfección.

Veremos así que la obra es una continua proyección de una infinita gama de ritmos psíquicos y ahora me pregunto si esta necesidad de proyección continua no será en última instancia la finalidad de la creación estética. No me explico de otra manera la siempre renovada e imperiosa necesidad de empezar otra obra en el mismo instante de haber finalizado una. La satisfacción producida por la versión final quizá depende de la capacidad de fijación en ella del mayor número de movimientos de nuestro aparato fisiológico.
Este recorrido de las distintas etapas de la creación de una escultura nos hará revivir las tenciones entre búsqueda y encuentro que el artista vive en su camino hacia la forma anhelada.

La pregunta sobre la motivación ulterior del quehacer artístico la dejo a los filósofos. Yo gozo de un excitante espectáculo.

Etapa 5
Etapa6
MARTIN  BLASZKO  -   Sculpture International, Volumen 3 numero 2/3, Verano 1970.